¿POR QUÉ HAY QUE CAMBIAR EL LÍQUIDO DE FRENOS Y CADA CUÁNTO SE CAMBIA?

El líquido de frenos pierde sus propiedades con el paso del tiempo. A medida que envejece absorbe la humedad del aire, acumulando agua. Cuando este líquido pasa por las zonas de máxima temperatura del circuito de frenos (pinzas y bombines) el agua se convierte en vapor, creando burbujas de aire que producen un tacto esponjoso en el pedal de frenos y una disminución considerable de la efectividad del sistema.

Los periodos de sustitución del líquido de frenos han de ser los que establezca el fabricante, pero, como norma general y a modo de referencia el líquido de frenos suele cambiarse aproximadamente cada 40.000 km o cada 2 años.

  • P.I.Las Pasaderas sur, nave 1, 22650 Biescas (Huesca, España)
    T: 974.49.56.26

  • HORARIO
  • MAÑANAS DE 9:00 A 13:30
    TARDES DE 15:30 A 19:00

  • PRECIO/HORA (IVA inc.)
  • 40 €